El Lavadero Roberto. La Hermosa Bahía de Portmán 

previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

Nosotros no éramos técnicos, ni ingenieros, éramos personas analfabetas que se dedicaban a esto y comíamos, ya está. El pueblo no se imaginaba que esto podía ocurrir, no pensábamos en la pérdida de la bahía, nosotros vivíamos apartados, entre montañas y agua, no teníamos perspectivas, no teníamos más luces, nos habíamos criado aquí pescando o trabajando en las pequeñas minas de interior, por eso nosotros los trabajadores, “el pueblo”, no tenemos culpa de lo que ocurrió. (Fuente)

Desde mediados del siglo XX se explota el valle minero de la Sierra de Cartagena en grandes explotaciones a cielo abierto. Para ello se construyó un gigantesco lavadero de flotación al que se llamó “Roberto”, que con absoluta impunidad comenzó a verter los estériles mineros a la bahía de Portman. Hasta 10.000 toneladas diarias de lodos contaminantes iban paulatinamente cegando la otrora hermosa bahía.

En 1990 se ordenó el cese de los vertidos, pero la bahía ya no existía, cegada por completo por más de 33 millones de metros cúbicos de estériles (60 millones de toneladas). Fuente